Loading...

¿Qué son las finanzas corporativas?

Publicado 10 diciembreEtiquetas finanzas, finanzas corporativas, master en finanzas corporativas, master finanzas corporativas

Es un momento de cambios en la situación económica y social, rentabilizar las ganancias en un negocio es algo primordial. Es aquí donde entran las ‘‘Finanzas Corporativas’’. Si todavía te estás iniciando en el mundo de las finanzas y no conoces este término, a continuación te mostramos qué es lo que se entiende por Finanzas Corporativas, así como las herramientas que se emplean y son conocidas por los graduados en un Máster en finanzas.

 ¿En qué consiste el término ‘‘Finanzas Corporativas’’?

Las Finanzas Corporativas es una rama en las finanzas con multitud de salidas que estudia las variables empresariales de forma eficaz en beneficio del valor del accionista. Dentro de ese análisis, se encarga de la toma de decisiones dentro de las empresas, así como decisiones de tipo económico, a través de diferentes herramientas. Sus objetivos principales son crear capital y aumentar el número de negocios posible.

¿Qué tipos de decisiones toman?

 La toma de decisiones es la base de las Finanzas Corporativas para buscar el mejor rendimiento de una empresa. A partir de esto, dicha rama de las Finanzas puede dividirse en dos grandes grupos:

  • Decisiones a largo plazo. En este grupo la toma de decisiones se basa en proyectos a partir de una inversión de capital. Esto puede darse con fondos propios, deudas o con los pagos de dividendos a los accionistas.
  • Decisiones a corto plazo. Por el contrario, en este grupo las decisiones se toman a partir del circulante activo y el pasivo. En el caso del activo de la empresa, hablamos del remanente dentro del capital o negocio, es decir, de las operaciones que se realizan como los sueldos o facturas. Este se ve modificado buscando una mejor rentabilidad del negocio en marcha. En cuanto al pasivo de la empresa, se trata del estudio y manejo sobre cómo obtener financiación. Para ello, se busca reducir costos a la hora de emitir deudas y acciones.

Otra forma de clasificarse

Por otro lado, existe otra manera de clasificar las Finanzas Corporativas en cuatro grupos. En este caso los expertos siguen también el mismo criterio de toma de decisiones:

  • Decisiones de inversión: Funcionan a partir de estudios de la empresa en cuanto a la inversión de activos reales. Al conocer los datos de todo aquello en lo que debería invertir, la empresa permite aumentar existencias, maquinarias y equipos para conseguir un crecimiento en las ganancias.
  • Decisiones de financiación: Se analiza cómo obtener fondos para conseguir activos en los que se quiera invertir. Existe un estudio sobre los pasivos y el patrimonio de la empresa. Con ello, detectamos el flujo de efectivo para poder invertir en un futuro en los activos. En el caso de encontrarse en un mal momento, su objetivo será encontrar financiamiento por parte de los bancos.
  • Decisiones de dividendo: Se busca el equilibrio económico al que tiene que llegar una empresa. Para ello, es necesario una remuneración del capital accionario. Además, limita los recursos financieros de la entidad.
  • Decisiones directivas. Por medio de ciertas herramientas de análisis y valoración de los activos se toman decisiones operativas y financieras. Este es el caso de la remuneración del personal, el tamaño de la empresa, su ritmo de crecimiento, etcétera.

 ¿Qué herramientas se utilizan para la valoración de inversiones?

A partir de diferentes métodos y técnicas formales, en las Finanzas Corporativas se estudia la rentabilidad en inversiones para el beneficio de un negocio. Algunas de las herramientas que emplean los expertos son:

  • Tasa de rendimiento contable, conocida como ARR por las iniciales Accounting Rate of Return en inglés. Se trata de un ratio financiero que se emplea en el presupuesto de capital. Con los ingresos netos de la inversión que se estudia, la ARR calcula el porcentaje de retorno que se genera. Si la ARR es igual o mayor que la tasa de rendimiento requerida, el proyecto se puede aprobar. En el caso de ser inferior a esta tasa, se debe descartar la inversión. Para la comparación de inversiones, un ARR ideal sería el que mayor porcentaje obtenga. Sin embargo, en este estudio no se incluye el factor tiempo del dinero.
  • Tasas Interna de retorno (TIR). Conocida también como tasa promedio de retorno, en esta herramienta incluye el valor temporal del dinero. En este caso, sí existe una rentabilidad anual promedio teniendo en cuenta la inversión inicial y los flujos positivos de la inversión en el tiempo.
  • Índice de rentabilidad (PI). En él se establece la relación existente entre la inversión estudiada y la rentabilidad de un proyecto propuesto. De esta manera, se puede medir la cantidad de valor creado por unidad de inversión.

Máster en Finanzas

Con la llegada de la crisis financiera, aquellos con conocimientos de finanzas corporativas son vitales dentro de las empresa de todo el mundo. Su trabajo es esencial para el crecimiento y la sostenibilidad de las compañías. Por ello, formarte como experto en finanzas es una opción que no puedes dejar pasar.

En la Universidad de Alcalá de Henares disfrutarás de la posibilidad de realizar un Máster en Finanzas Corporativas en el que te instruirán en todos los conocimientos necesarios sobre el manejo y gestión de empresas. Gracias a dichos conocimientos, conseguirás tener un importante papel dentro de tu sector.  ¡No dudes más y apúntate! Te esperamos.

Solicita Información

Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



Dirección
Campus Histórico Universidad de Alcalá Alcalá de Henares - Madrid (España)
Email de contacto
 Anterior  Todos Siguiente