Loading...

Con la crisis económica que ha venido aquejando al primer mundo desde 2008, fueron muchos los que voltearon los ojos hacia las economías emergentes y entre ellas a los BRICS (Brasil, Rusia,, India, China y Sudáfrica) como la esperanza de que la economía mundial siga la línea de crecimiento que había sostenido durante la década pasada.

BRICSY la verdad es que estos países han sido el motor económico en los últimos 4 años. Y no eran pocos los que auguraban que la tendencia continuaría y que la era de USA y Europa ya había pasado y que serian los BRICS los que heredarían el trono del poder económico.

Sin embargo, a partir del segundo trimestre del 2013, estos augurios han empezado a ponerse en duda; pues la caída en los precios internacionales de las materias primas y las crisis sociales en algunos de estos países, han puesto en evidencia que sus economías no eran tan sólidas.

El mayor y más preocupante ejemplo de esto es China, el país que venia liderando el desarrollo económico mundial, con un crecimiento sostenido de casi 10% por varias décadas. Este año crecerá  7.5%, cifra aun alta pero que ha disparado la alarma en el mundo, pues si el principal mercado de consumo del planeta se contrae; es de esperarse que esto se refleje en todo el resto. Y con una caída acumulada del Shanghai Composite del 16% en lo que va del año, no parece haber síntomas de mejora en el horizonte.

Brasil también experimenta un decrecimiento en sus expectativas, con proyecciones de crecimiento que no superan el 3% para los próximos 2 años; el futuro de los cariocas ya no luce tan brillante. Y aunque se espera que el Mundial del 2014 y las Olimpiadas en 2016, ayuden a reavivar la economía brasileña, lo cierto es que las protestas generadas en los últimos meses, por la falta de inversión y equidad en los servicios básicos, ha desnudado que la bonanza económica no fue aprovechada (al menos lo suficiente) para sentar los pilares de una economía sólida y menos dependiente de las materias primas.

Un análisis similar se puede aplicar para Rusia, Sudáfrica y la India. Aunque este ultimo recién ha comenzado a mostrar síntomas de desaceleración con la caída de 4% del Sensex-30 (el índice bursátil de Bombay) y la devaluación de la rupia frente al dólar. Pero el problema parece ser el mismo, dependencia de los precios de las materias primas e insuficiente inversión en infraestructura; así como enormes brechas sociales.

No obstante, seria exagerado decir que es el fin de los BRICS, los enormes mercados que estos representan, hacen difícil pensar que caerán mucho mas. Sin embargo si queda claro, que su crecimiento no podrá ser el mismo y que con USA y Europa todavía en recesión, habrá que prepararse para días difíciles por venir en los próximos años.

Sin Comentarios (0)

    Dejar un Comentario

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    Dirección
    Campus Histórico Universidad de Alcalá Alcalá de Henares - Madrid (España)
    Email de contacto
     Anterior  Todos Siguiente