Loading...

El presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel se pronunciaron hoy en Paris sobre el que ha sido el tema económico de la semana en Europa y probablemente en el mundo; la permanencia de Grecia dentro de la zona Euro. Y es que tras el pedido de Grecia presentado un día antes de una extensión de 6 meses en el programa de rescate, que fue bien recibido por los mercados, pero no así por países como Alemania, España y Portugal; hacia falta un pronunciamiento oficial para calmar el ambiente.

Merkel y HollandeY esto es lo que han hecho Merkel y Hollande que han dejado en claro que tanto Francia como Alemania lucharan por lograr que Grecia se quede en la eurozona. De los 2 el más enfático en sus afirmaciones ha sido el presidente francés, quien enérgicamente dijo: “Grecia está en la eurozona y debe seguir estando”, Por su parte Angela Merkel ha sido bastante menos apasionada en sus declaraciones; pero reconoció que Grecia ha hecho grandes sacrificios, que han empezado a dar resultados; pero también afirmó que aun faltan hacer ajustes.

Al ser consultada sobre los ajustes mencionados, Merkel evito entrar en detalles argumentando que son los técnicos de los departamentos de Finanzas quienes deben responder a esa pregunta. Estas declaraciones se producen en medio de rumores sobre la preparación de planes de contingencia del Banco Central Europeo, para afrontar una posible salida de Grecia de la zona de moneda común. Incluso fueron varios los economistas que se animaron a decir que el Grexit podría incluso llegar a ser positivo para la economía del Unión Europea.

Lo cierto es que ni Grecia puede afrontar los próximos meses sin financiamiento de algún lado; ni a la Unión Europea le conviene la salida de unos de sus socios de esta forma, ni en el plano económico ni en el político. Y es justamente la voluntad política la que esta haciendo falta para llegar a un acuerdo razonable; pues por un lado por miedo a la opinión publica, Alemania no quiere ceder en su posición de no soltar fondos si Grecia no sigue con la política de austeridad extrema. Posición a la que se han sumado países como España y en las últimas horas Portugal.

Y por su parte el primer ministro griego Alexis Tsipras, elegido justamente por su discurso de alejamiento de las medidas impuestas por la Troika, teme perder el apoyo popular de los griegos si sede a las presiones alemanas. En ese escenario solo queda esperar a que los políticos involucrados encuentren una fórmula que les permita aliviar un poco la presión que vive el pueblo griego; sin dejar del todo las medidas de austeridad que ciertamente son necesarias para sanear la economía griega.

Así, en este momento el futuro de Grecia parece depender más de un tema de egos y de compromisos asumidos que de asuntos técnicos, que al parecer ya habrían sido superados. Por el bien de Grecia, Europa y el Mundo, roguemos para que los involucrados actúen con sabiduría. Por lo pronto las declaraciones de Hollande y Merkel parecen alentadoras.

Sin Comentarios (0)

    Dejar un Comentario

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    Dirección
    Campus Histórico Universidad de Alcalá Alcalá de Henares - Madrid (España)
    Email de contacto
     Anterior  Todos Siguiente