Loading...

Alemania es uno de los pocos países del mundo y probablemente el único de Europa que no parece haber sido afectado mayormente por la crisis. Prueba de ello, es que el país sigue bajando su tasa de desempleo, como lo ha hecho ya los últimos 10 años. En septiembre los germanos bajaron 0.2% su tasa de desempleo respecto de agosto, unos 97 000 nuevos puestos de empleo, que han situado la tasa de desempleo del país en 6.6%.

Reichstag AlemaniaUna tasa que parecía impensable a principios de la década del 2000 cuando Alemania era conocida como “el enfermo de Europa”. Pero a partir del 2002, los alemanes dando otra vez muestra de esa disciplina y poder de recuperación que los ha hecho tan famosos; emprendieron una serie de estrategias para fomentar el empleo, sacrificando en gran medida todo el aparato de Seguridad Social.

El estado alemán decidió reducir al mínimo todo tipo de subsidio o pago por desempleo, concentrando todos sus recursos en fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo y al mismo tiempo desanimando a los desempleados a conformarse con una pensión estatal. Además se acompaño estas medidas con una enorme campaña de concientización sobre a población que le hacia ver a los desempleados que ellos eran en gran medida los culpables de su desempleo.

Por otro lado el gobierno también incentivo económicamente la profesionalización y adaptación laboral de miles de empleados. Así mismo se obligo a los desempleados a aceptar casi cualquier oferta laboral que les saliera a riesgo de perder los de por si exiguos pagos por desempleo. Fue en este marco que surgieron los llamados minijobs, cerca de medio millón de puestos de trabajo de medio tiempo, que permitieron emplear a parte de la población alemana y que sirvieron de medio de transición entre el paro absoluto y un empleo de tiempo completo.

Todas estas medidas han contribuido a que Alemania a pesar de la crisis siga siendo el país con mejores perspectivas de crecimiento en Europa. No obstante no todo es color de rosa en esta historia; pues aunque estas políticas han reducido drásticamente el desempleo en la última década, también han contribuido a ampliar la brecha entre ricos y pobres, a tal punto que la clase media en Alemania empieza a ser una especie en extinción. En un marco, en que países como España soportan en cuanto al empleo una situación similar a la de Alemania hace 10 años, resulta interesante reflexionar sobre si el camino de los teutones, será el más adecuado para el resto de Europa.

Sin Comentarios (0)

    Dejar un Comentario

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    Dirección
    Campus Histórico Universidad de Alcalá Alcalá de Henares - Madrid (España)
    Email de contacto
     Anterior  Todos Siguiente