Loading...

El anuncio más esperado de la década en Europa, por fin se ha hecho oficial y ha traído más de lo que se esperaba. Tras la reunión sostenida por la dirección del Banco Central Europeo (BCE), Mario Dragui el mandamás del organismo, ha hecho oficial el inicio del programa de compra masiva de deuda. Algo que ya se daba por descontado en las 2 últimas semanas. No obstante, ha sorprendido la magnitud que tendrá el programa y algunas de las condiciones a las que se circunscribirá.

Mario Draghi presidente del BCEY es que los mercados especulaban que la compra total de deuda por parte del BCE en total estaría entre los 500 mil y 750 mil millones de euros. Pero Draghi ha sorprendido al mundo anunciando que el BCE comprará 60 mil millones de euros mensuales en deuda publica (la mayor parte 45 mil millones) y privada (15 mil millones); entre marzo del presente año y septiembre de 2016, con lo que el BCE comprará en suma cerca de 1,14 billones de euros.

Así mismo han sorprendido algunas de las condiciones que tendrá el programa, que resultan más conservadoras que las que tuvo por ejemplo el programa de compra de deuda de la Reserva Federal Americana. La primera y más llamativa es que del total de riesgos que se asume con la compra de bonos, el BCE asumirá solo el 20%, el 80% restante será asumido por los bancos centrales de cada país. Esta condición se rumorea se habría adoptado para dejar más tranquilo al gobierno alemán, que fue el principal opositor al programa propuesto por Draghi.

Otro de los candados para evitar riesgos que ha anunciado Draghi, es el caso de Grecia y Chipre. Al respecto de estos 2 países el economista italiano ha dicho que el BCE aun no comprará su deuda, por tener ambos calificaciones de riesgo por debajo de los estándares requeridos para participar. Según detallo Draghi, el BCE esperará hasta julio para ver como se desenvuelven las economías de estos países y sobre todo el nuevo gobierno griego. Pero si los helenos se mantienen en los lineamientos planteados por el BCE, lo más probable es que se haga un nuevo rescate económico, aunque que con condiciones menos rígidas y de consecuencias menos drásticas para la población griega.

Como era de esperarse las reacciones de los mercados no se han hecho esperar, los índices bursátiles europeos se han ido la nubes y el precio del euro y de los intereses de la deuda pública han tocado mínimos históricos. Se espera, que el programa de Draghi ayude a fortalecer el mercado de créditos financieros que a su vez debería fortalecer a otros mercados como el inmobiliario. Además con el euro en su precio más bajo en una década, la exportaciones sin duda crecerán. De momento el panorama es muy optimista, esperemos que ese optimismo siga así hasta que el programa llegue a su final, como sucedió con la versión americana.

Sin Comentarios (0)

    Dejar un Comentario

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    Dirección
    Campus Histórico Universidad de Alcalá Alcalá de Henares - Madrid (España)
    Email de contacto
     Anterior  Todos Siguiente