Loading...

Ante las opiniones negativas vertidas en Bruselas, sobre la excesivamente positiva Balanza Comercial de Alemania, que según los funcionarios de la comisión europea es una de las causantes del desequilibrio macroeconómico en Europa. Varios notables lideres alemanes han salido a defender sus cuantiosas exportaciones, ridiculizando esta idea al decir, que las exportaciones no son solo la base de la economía alemana, si no también lo que ha permitido a este país ayudar a sus vecinos europeos mas débiles durante la crisis.

Así por ejemplo Hermann Gröhe, secretario general del partido de gobierno dijo que no se puede sentar a Alemania en el banquillo de los acusados por “una situación económica que es la que le ha permitido llevar a cabo la ayuda solidaria a los países más afectados por la crisis”. Por su parte el líder bavaro Alexander Dobrindt dijo que: “Es un disparate pensar que se puede fortalecer a Europa debilitando a Alemania”. En su opinión es imposible hacer política común si los débiles le recriminan la fortaleza de los más fuertes.

En realidad el problema parece ser que la opinión de la Comisión europea ha sido malinterpretada por los líderes alemanes (intencionalmente o no). Y es que nadie en su sano juicio espera que Alemania disminuya sus exportaciones en post del bien común en Europa. Pero lo que si se espera es que los teutones importen más productos de sus vecinos.

Para esto lo que Bruselas propone es que los alemanes aumenten dramáticamente su gasto en inversión publica y privada. Y es que a raíz de la crisis las principales empresas alemanas, lejos de invertir en la creación de nuevos proyectos, se han dedicado solo a ahorrar sus ganancias. Por su parte el Estado ha llevado una política de muy poca inversión en infraestructura pública y educación, se calcula que el déficit de inversión en estos sectores alcanzaría los 300 mil millones de euros.

Si el gobierno alemán decidiera asumir darle solución a este déficit en beneficio de su propia población, se cree que el número de importaciones de Alemania de sus vecinos crecería enormemente; reactivando la economía de muchos de ellos y generando un elevado numero de empleos en Alemania y el resto de Europa. No obstante, tal como han mostrado las primeras reacciones de los alemanes, la idea parece estar lejos de concretarse.

Sin Comentarios (0)

    Dejar un Comentario

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    Dirección
    Campus Histórico Universidad de Alcalá Alcalá de Henares - Madrid (España)
    Email de contacto
     Anterior  Todos Siguiente